Mariah Carey cuenta detalles de su romance con Luis Miguel

Spread the love

La intérprete estadounidense Maria Carey reveló detalles sobre el romance que vivió por tres años con el cantante mexicano Luis Miguel.

La vocalista compartió revelaciones a través de la autobiografía The Meaning of Mariah Carey, publicada en septiembre de 2020, pero que ahora parece cobrar mayor notoriedad por el lanzamiento de la próxima temporada de Luis Miguel: la serie, el próximo 18 de abril a través de Netflix.

El romance de la pareja, en la vida real, duró de 1998 al 2001.

La artista se refiere a Luis Miguel como el “Elvis latino”, da detalle de los gestos millonarios que tenía con ella, lo que sabía sobre Luisito Rey y Marcela Basteri, así como los problemas que llevaron a la ruptura.

La relación de Mariah Carey y Luis Miguel fue una de las más mediáticas que tuvo el artista mexicano, por lo que hay mucha expectativa para ver cómo se la retrata en la segunda temporada de Luis Miguel, la serie.

En su libro, Mariah Carey le dedica cinco páginas a los tres años que fue pareja de Luis Miguel. Cuenta cómo empezó su historia de amor, cómo es estar junto a un personaje con la personalidad del mexicano y por qué se separaron: apuntando, entre otras cosas, al choque cultural.

En el capítulo titulado The Latin Elvis (El Elvis latino), Mariah Carey cuenta que su primera cita con Luis Miguel fue en un restaurante en Aspen. A ella le sorprendió lo mucho que bebía el mexicano y lo desordenado que tenía el cabello. Es más, incómoda por su manera de beber, le pidió a su sobrino Shawn que la ayudara a ‘escaparse’ de la cita. Pero al día siguiente, Luis Miguel le envío con su asistente un collar de diamantes Bulgari. Fue el primero de muchísimos lujos que ofrecería el ‘Sol de México’ a la diva estadounidense en prueba de amor. “Él era un verdadero latin lover”, aseguró ella.

“Romántico, espontáneo y extravagante”. Esas son algunas de las palabras que usa Mariah Carey para describir a Luis Miguel en su libro. En el capítulo que le dedica a su romance relata que lo que más le gustaba de estar con el artista era la facilidad que tenía para sorprenderla, como cuando se deshacían de su seguridad para ir “en busca de aventuras”, sobre todo en su natal México. La mansión del intérprete de “La bikina” en Acapulco dejó especial huella en Mariah.

La cantante describe la casa de Luis Miguel en Acapulco como “fenomenal”, pues tenía de todo: estaba llena de balcones que daban a una gigante piscina, por lo que ella podía saltar por el balcón de su habitación al agua temperada. Además, el artista tenía flamencos rosados de verdad en su casa. El lugar se hacía mucho más idílico porque el artista se encargaba de que siempre hubiera una banda de mariachis para tocar para ellos mientras cenaban juntos.

“Luis no se ponía frenos en sus demostraciones de adoración”, explicó Mariah en su biografía y lo ejemplifica con una anécdota: un día le hizo un comentario de que lo único que no tenía en su mansión era una bañera de hidromasajes en la que pudieran relajarse ambos. ¿Qué hizo Luis Miguel? Para Navidad le construyó una bañera con el estilo de un planetario en la que podían nadar a la vez que se sentían bajo las estrellas. En otra ocasión, el mexicano llenó de rosas rojas un jet privado en el que ella iba a viajar.

Muy lejos de la perfección

La artista asegura que, si bien todos esos detalles podrían hacer que la gente crea que vivían un cuento de hadas, en realidad su relación estaba “muy lejos de la perfección”. Un detalle al que ella apunta como principal detonante de su separación es el choque cultural. Ella explica que los amigos de Luis Miguel eran “serios”, “conservadores” y “aburridos”, mientras los suyos eran el “completo opuesto”.

Mariah también asegura que una pelea constante era por la raza. Ella se identifica como una afroamericana, pues su padre es afroamericano. Pero Luis Miguel le decía que no la veía así, porque para él la raza depende del color de piel. Otro detalle que menciona en el libro es que, si bien Luis Miguel era toda una entidad en el mundo de habla hispana, cuando estaban juntos en los Estados Unidos, ella era “la estrella del show”.

Finalmente, la artista dice que, tras tres años junto a Luis Miguel, sabía que su relación no debía continuar porque no llegaría a ningún lado. La artista explica que la personalidad del mexicano era muy compleja. Ella dice que, “por lo que le dijeron”, sabía que su padre era muy “difícil y controlador” y que había “perdido” a su madre a muy temprana edad, dando a entender que la familia de Luis Miguel no era un tema de conversación abierto entre ambos. Mariah dice que, si bien Luis Miguel tenía detalles muy bonitos, siempre había “una nube negra sobre su cabeza”.

La dupla llegó a grabar un dueto: el tema After Tonight. La versión a dos voces no le gustó a Luis Miguel quien impidió que se publicara, aunque finalmente Mariah editó en su disco Rainbow una versión en solitario.

Luis Miguel, la serie se estrenará el 18 de abril en Netflix y Telemundo. De momento se ha reportado que la actriz británica Jade Ewen será la encargada de interpretar a Mariah Carey.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


5 × 2 =