Prometedor el futuro para la Selección Nacional de Voleibol Femenino

Spread the love

Hace tres años el dirigente nacional José Mieles y la Selección Nacional Femenina de Voleibol de Puerto Rico vencieron un par de veces a Holanda, que hoy día es un semifinalista mundial.

¿Puede la Selección Nacional que llegó en la decimocuarta posición en el Mundial Japón 2018 desarrollarse igual que el Holanda que le ha dejado atrás?

Hay muchas similitudes para creer que sí.

“Es exactamente el mismo grupo de hace tres años. Un equipo joven, con proyección, al que mantuvieron junto y están recogiendo frutos”, dijo Mieles.

Hay diferencias también, como el físico superior de las holandesas y el dinero invertido en el equipo.

“Conozco a su dirigente (el estadounidense Jamie Morrison) y me dijo que hay mucho dinero”, dijo Mieles.

Pero ciertamente hay muchas similitudes con las que Puerto Rico puede trabajar, como la juventud y la proyección.

Este grupo de la Selección que comenzó a entrenar Javier Gaspar en el 2017, y que ahora trabaja Mieles, es uno joven y ha dado buenas señales en torneos internacionales.

Tienen al menos cuatro centrales jóvenes y de sobre 6’2 pies de estatura (Ana Sofía Jusino, Neira Ortiz, Diana Reyes y Alba Hernández) y esquinas jóvenes y con calibre mundial como Daly Santana y Pilar Victoriá, quienes ya están jugando en Europa.

Mieles regresó de Japón penando en cómo desarrollar ese grupo en la segunda mitad del ciclo que concluye en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Primero dijo que es decisión del presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol, César Trabanco, si le da continuidad a su trabajo, aunque es conocido que el presidente y el entrenador tienen una relación de trabajo de confianza.

Segundo, Mieles dijo que su prioridad sería trabajar con el saque, el recibo y la velocidad de la ofensiva. Agregó que necesita que sus centrales salgan al exterior a ampliar su juego.

“Es prioridad el servicio para poder competir. Tenemos que bajar los errores no forzados y ser más ofensivos”, dijo sobre la destreza que le ayudaría a bloquear y defender más.

“El recibo tiene que ser constante. En el Mundial fue bueno por instantes”, agregó sobre el fundamento que compensaría la estatura mediana de las atacantes boricuas. “Y es sumamente importante que logren salir al exterior, que rocen porque eso las ayudará mucho”.

Mieles dijo que la Selección tiene sobre cinco torneos en el 2019 y recomendó que el equipo repita en cada torneo entre el 70 y 80 por ciento de las jugadoras.

“Eso es para que el equipo tenga la forma deportiva”, dijo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cinco × 2 =