Expelotero José Vidro pone a la venta su espectacular hacienda de Sabana Grande

Spread the love

Incluye un salón de gimnasio, un cuarto estilo cine, barras, terrazas y piscina.

De ensueño. Así es la hermosa residencia que está vendiendo el expelotero de las Grandes Ligas, José Vidro, en su natal Sabana Grande.

Se trata de una hacienda de arquitectura estilo Tuscán y que ubica en 25 acres. El precio de venta, según lo ofrece Sotheby’s International Realty es de poco más de $2.8 millones.

La mansión de cinco habitaciones, cinco baños completos y uno parcial, y de 8,049 pies cuadrados incluye un salón de gimnasio, un cuarto estilo cine, barras, terrazas y piscina.

Está también equipada con placas solares y ubica a 15 minutos de La Parguera.

Vidro, quien jugó 12 temporadas en las Grandes Ligas con los extintos Expos de Montreal, los Nacionales de Washington y los Marineros de Seattle.

En su carrera acumuló promedio de bateo de .298 con 128 jonrones, 341 dobles y 654 RBI.

En tres temporadas jugó en el Juego de Estrellas y en seis campañas bateó para promedio superior a .300.

Su mejor temporada en las Mayores fue la del 2000 con los Expos, en la que bateó .330 con 24 jonrones y 97 carreras remolcadas.

Incluye un salón de gimnasio, un cuarto estilo cine, barras, terrazas y piscina.

De ensueño. Así es la hermosa residencia que está vendiendo el expelotero de las Grandes Ligas, José Vidro, en su natal Sabana Grande.

Se trata de una hacienda de arquitectura estilo Tuscán y que ubica en 25 acres. El precio de venta, según lo ofrece Sotheby’s International Realty es de poco más de $2.8 millones.

La mansión de cinco habitaciones, cinco baños completos y uno parcial, y de 8,049 pies cuadrados incluye un salón de gimnasio, un cuarto estilo cine, barras, terrazas y piscina.

Está también equipada con placas solares y ubica a 15 minutos de La Parguera.

Vidro, quien jugó 12 temporadas en las Grandes Ligas con los extintos Expos de Montreal, los Nacionales de Washington y los Marineros de Seattle.

En su carrera acumuló promedio de bateo de .298 con 128 jonrones, 341 dobles y 654 RBI.

En tres temporadas jugó en el Juego de Estrellas y en seis campañas bateó para promedio superior a .300.

Su mejor temporada en las Mayores fue la del 2000 con los Expos, en la que bateó .330 con 24 jonrones y 97 carreras remolcadas.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


3 × 4 =