Cómo hacer crecer el cabello en una semana

Spread the love

Prueba el método de “inversión”. El método de “inversión” consiste en invertir la cabeza de modo que se encuentre por debajo del corazón, lo cual estimula el flujo sanguíneo que favorece el crecimiento del cabello. Recuéstate en la cama y permite que tu cabeza cuelgue en la orilla de modo que el cuello tenga el apoyo de la orilla de la cama. Debes tratar de permanecer en esta posición de 4 a 5 minutos al día. Aunque no hay pruebas científicas de la eficacia de este método, es un método inofensivo que puedes probar para estimular el crecimiento del cabello.[15]

  • También puedes hacer posturas de yoga como la del perro hacia abajo, una parada de hombros o una parada de cabeza. La idea es que su cabeza esté debajo de su corazón, lo que lleva al flujo de sangre a su cabeza.
  • Puedes masajear el cuero cabelludo con aceite de coco antes de invertir la cabeza por 4 minutos al día para estimular el crecimiento capilar.
  • Además, debes medir la longitud de tu cabello al inicio de la semana para registrar tu progreso.
  • Vuelve a la posición inicial lentamente de modo que no te sientas débil o mareado. Al final de la semana, mide nuevamente la longitud del cabello y observa cuánto ha crecido en tan solo una semana.

Hazte un masaje del cuero cabelludo con aceite caliente. El masaje del cuero cabelludo con aceite caliente emplea aceites naturales para mejorar la salud del cuero cabelludo y favorecer el crecimiento del cabello. Puedes usar aceites como el aceite de coco, el aceite de oliva, el aceite de jojoba y el aceite de argán durante dicho masaje. Ten en cuenta que no se ha demostrado científicamente que los masajes calientes del cuero cabelludo aceleren el crecimiento del cabello.

  • Primero calienta el aceite en un tazón con agua caliente. Pruébalo antes de usarlo para asegurarte de que no esté hirviendo; debe estar a una temperatura cómoda que no dañe el cuero cabelludo o el cabello.
  • Usa las yemas de los dedos (no las puntas) para masajear suavemente el cuero cabelludo con el aceite caliente, realizando movimientos circulares lentos. Si tienes a tu pareja o a un amigo cerca, pídele que te ayude a masajear tu cuero cabelludo. Haz que masajee el cuero cabelludo con las yemas de los dedos por unos 3 minutos.
  • Luego, distribuye el aceite por todo el cabello y déjalo reposar por 30 minutos. Lávate bien con champú (posiblemente más de una vez) para quitar el aceite.
  • Hazte el masaje con aceite en los días en que normalmente utilizas champú, para que no termines lavándote el cabello con más frecuencia de lo normal..
  • Prepara una mascarilla capilar. Dale a tu cabello algo de cuidados y atención y estimula los folículos capilares para que crezcan más rápido aplicando una mascarilla capilar una o dos veces por semana. Puedes hacer tu propia mascarilla de aceite natural o compra mascarillas capilares de venta libre en tu farmacia local o en una tienda de suministros de belleza.
    • Combina 1 taza (237 ml) de aceite de coco con 1 cucharada de aceite de almendras, aceite de macadamia y aceite de jojoba. Aplica la mascarilla en el cabello húmedo y déjala reposar por 10 minutos. Luego, lava y acondiciona el cabello como de costumbre.
    • Para evitar el exceso de lavado, usa la mascarilla capilar los días en que normalmente usas champú.
  • Prueba un tratamiento con aceite de ricino. El aceite de ricino es famoso por sus efectos beneficiosos en el cuidado de la piel y el cabello. Usar una mascarilla capilar de aceite de ricino puede contribuir a que el cabello crezca más rápido y más saludable.
    • Empieza por masajear el cuero cabelludo con el aceite de ricino y deja que el aceite caiga por el cabello. Envuelve el cabello y la cabeza con un gorro de ducha de plástico para que el aceite se mantenga en su lugar. Parte del aceite probablemente se filtrará por debajo del gorro, por lo que es posible que quieras extender una toalla sobre la almohada para proteger la funda.
    • Deja reposar el aceite durante toda la noche. La mañana siguiente, lava y acondiciona el cabello como de costumbre, asegurándote de retirar todo el aceite.
    • Aplica un enjuague de vinagre de manzana. El vinagre de manzana puede ser muy eficaz para eliminar la acumulación de aceite y suciedad en el cabello, además de los residuos de los productos para peinados. Usa el vinagre de manzana los días en que no uses champú como una alternativa natural o aplícalo siguiendo tu rutina normal de lavado del cabello.
      • Agrega 2 cucharadas de vinagre a 2 tazas de agua y enjuaga el cabello con esta mezcla. Aunque el agua puede tener un olor muy fuerte a vinagre, el olor desaparecerá.
      • Lávate con champú dos o tres veces por semana. Reducir la frecuencia de uso del champú a dos o tres veces por semana permitirá que los aceites del cuero cabelludo penetren en el cabello para que pueda hidratarse y repararse por sí mismo.
        • Si observas que el cuero cabelludo se pone muy grasoso o te da picazón después de lavarte con champú solo dos o tres veces por semana, puedes aumentar la frecuencia de uso del champú a la semana.
        • Para lavarte con champú de forma adecuada, solo aplícalo en el cuero cabelludo mediante masajes y luego deja que el champú corra por las mechas de cabello mientras enjuagas el champú.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


10 − 9 =